Instrucciones de colocación de adhesivos en vinilo.

Para empezar…

Comprobarás que la superficie donde pegarás el vinilo está en óptimas condiciones, de no ser así la durabilidad del vinilo no estará asegurada ya que la adherencia no será correcta. Tiene que estar seca, limpia de impurezas como polvos, líquidos,manchas, …

Antes de colocar el adhesivo…

Asegúrate de que el adhesivo se adhiera bien al film transportador que recubre el vinilo, y que te servirá para pasar la pegatina de su papel, a la superficie donde deseas fijarla. Para ello ayúdate de una tarjeta de crédito o una espátula de plástico, pasándola repetidas veces sobre el film, seguramente notarás como el film se va adhiriendo al vinilo porque apreciarás un leve cambio de color en la zona en la que este entra en contacto con la pegatina.

Pongamos la pegatina…

Si la pegatina es pequeña, puedes despegarla completamente del papel siliconado y pasarla directamente a la superficie. Si se trata de un adhesivo de dimensiones elevadas, es preferible que retires una parte pequeña del papel, presentes la pegatina sobre la superficie y una vez en su lugar, pegues la parte del adhesivo que está descubierto. A continuación ve poco a poco retirando el papel, al tiempo que ayudándote de una espátula de plástico (o una tarjeta de crédito) vas presionando para que el vinilo se pegue a la superficie. En instalaciones muy complejas puedes pulverizar agua con unas gotitas de jabón sobre la superficie donde pondrás la pegatina, esto te ayudará a que no queden burbujas y permitirá mover el adhesivo en caso de ser necesario.

Importante: si has decidido utilizar agua, pasa repetidas veces una espátula aplicando una fuerza moderada hasta asegurarte de que no quede nada de agua entre el adhesivo y la superficie donde debe adherirse, además deberás tener especial cuidado a la hora de retirar el film transportador.

Para terminar…

Antes de retirar el film transportador, vuelve a asegurarte de que el adhesivo se ha fijado correctamente a la superficie ayudandote de un paño o una espátula. Una vez que estés seguro que el vinilo se ha adherido perfectamente, retira con cuidado el film (has de tener especial cuidado en las partes más angulosas y en los trocitos de diseño más pequeños).

Recomendación:

Es preferible que esperes al menos 24 horas antes de lavar la superficie donde hayas fijado el vinilo.

Si a la hora de colocar el vinilo alguna de las partes no ha quedado perfectamente plana, ha quedado despegada en un pliegue de la superficie o se ha arrugado debido por ejemplo a las formas de la carrocería, puedes aplicar calor con un secador de pelo u otro aparato similar, lo cual ayudará a que el vinilo se vuelva más maleable y adopte la forma deseada.